sábado, 31 de diciembre de 2016

Dia 20: Adios 2016

31 de diciembre del 2016, gracias por todos esos ratos de felicidad, gracia, calidad y ante todo bendiciones. Me diste la alegría que no espere tener, me has dado la fuerza que necesite para abordar este barco de emociones y sentimientos encontrados, navego por el mar de las historias donde encontré una isla la cual me enamore, me baje en ella para abrazarla y sentir el calor de sus playas, hoy escribo esto a las 4 y 45 de la mañana para expresar mis felicitaciones hacia ti por darme motivos para escribir una historia más en la vida de este blog de letras y enseñanzas, aprecio el carisma con el que me enseñas cosas, cosas de las que estoy enamorado.

2016 me enamore de ti, por qué me has dado la oportunidad de crear y crecer, no en edad si no en experiencia. Conocer y saber de cosas nuevas, lo nuevo y rico de vivir cada día pensando en muchas cosas que quieres hacer, como lo rico de levantarse y tener el saludo de tu amada decorado en emoticones de besos, es como el buen inicio de un día, pero para mí es como el comienzo de un capítulo para contar en este libro de la vida.



Hoy puedo decir que me encuentro en esta isla, mañana quién sabe en cuál, pero me siento bien aquí, encuentro muchas cosas que me gustan, el cálido sol de tus abrazos, el dulce de las frutas tropicales en tus besos, la belleza de tus paisajes en tu cuerpo, la seguridad que me brindas cuando mis días son de tormentas, a través de tu mirada veo el cielo, cielo tan perfectamente indescriptible con esas nubes tan suaves como cuando siento tus mejillas rosar con las mías, escucho el mar cuando estamos frente a frente rozando nuestras narices y sonriendo de picardía, solo tú y yo entendemos esa sonrisas en medio de un momento así.

No quiero salir de esta isla, no todavía, me gusta, me gusta mucho, no quiero subirme a ese barco a la deriva, sin rumbo, sin mapa, sin saber que me espera en los años venideros, solo sé que aquí me siento seguro y bien, aunque hay días de tormenta, días en lo que quiera irme por rabia, pero lo que quiero es lo que me hace quedarme aquí, no pienso en los días malos, solo en los que buenos, por qué busco cada día, la manera de quedarme y construir mi biblioteca debajo de el centro de la isla donde se encuentra un montaña que cuando se enoja es un volcán, ese volcán hace mucho daño, pero es un volcán controlable, un volcán que no juzgo por ser así, por qué no veo lo malo de ti, si no lo que me das, la felicidad, alegría, seguridad, me entregas tu belleza para apoderarme y utilizarla para enamorarme más.

Mi biblioteca se llamaría "las míl y una historias que contar" cada libro es un año y cada página es un día, donde cada punto final es una hora diferente contigo.

Construyamos una historia completa donde no pensemos en el mañana si no que disfrutamos el hoy, hoy solo tú y yo.

Gracias 2016... 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Páginas vistas en total