jueves, 29 de diciembre de 2016

Dia 19: Un placer textual

Aquí en un taller donde tengo mi moto, Pienso en todo lo que hice este año, y lo que me falta por vivir, lo que quiero que pase y a lo que me tengo que aferrar, hay algo que quiero más que cualquier cosa y es que quiero que: Escribamos un libro, uno en el que cada día sea una página diferente, en cada página hay un párrafo con algo íntimo que contar, algo que solo sepamos nosotros, cada coma es una emoción y cada punto un orgasmo lleno de emociones, sentimientos y ganas que nunca nos falta.



Ese libro seria pequeño, por qué solo tenemos 100 años para vivir y de los cuales nos conocemos hace 11 meses, esto lo escribo un 29 de diciembre para que el mundo sepa, que un febrero nos vimos y conocimos, recorrimos pistas en dos ruedas hasta un mirador donde me declaré con miedo a los pensamientos ajenos a nosotros. Donde nos escondimos por miedos y riesgos, la vida es solo una decía yo, pero es fácil decirlo y difícil ejecutarlo.

Escribamos que tuvimos puntos finales donde se abrieron más campos a más historias, que precisamente no eran sobre nosotros dos, eran más.

Describamos lo que haríamos solo nosotros por curiosidad, por conocer, por saber y por querer. Por qué solo los riesgos que corremos, lo hacemos no por los demás si no solo nosotros. Escribamos a mano con pluma, delgada y letras claras para que así los otros que lo lean envidien esta historia que tenemos tú y yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Páginas vistas en total